Allan Jenkins de la Parcela 29: ‘la Jardinería ha sido mi terapia” – El Guardián

De junio de 2015
Es el mes de las visitas iniciales, de despertarse antes de las 5 de la mañana cuando la trama de llamadas. El tiempo de crecimiento y hazel en tiendas. Tiempo para estar preocupados acerca de la semilla. Tengo que estar despierto – o sentarse en el trabajo – imaginando la licitación de las plántulas a la merced del viento, la lluvia, el sol, las babosas. Se hacen a través de la infancia? Con mi ayuda, tal vez.

6 de la mañana estoy en la adjudicación, el aire suave, la luz, el petirrojo, tal vez el zorro, mi única compañía. Las habitas baby, sólo dos hojas de altura, son vulnerables ahora. Se hacen más allá de los caracoles en acecho como matones? Dentro de dos semanas van a ser libre, que serpentea hasta hazel polos en un acelerado película. El próximo mes van a ser de 2 m de alto, tallos entrelazados, la sensación para el próximo palo como los escaladores de roca en una difícil rostro. Las flores comienzan a crecer, las vainas comienzan a formarse. Pero por ahora estoy de pie en el banquillo, un padre en el día de los deportes, llamadas urgentes de estímulo. Pronto, como los niños, van a tener la edad suficiente para valerse por sí mismos, pero al menos por ahora yo estoy aquí, no tanto para hacer cualquier cosa – la cama es arado, escardado, bastante vírgenes–, sino como un amigo, tan extraño como suena, para que sepan que no están solos.

He aprendido, creo, que el amor a partir de semillas, tanto como otros niños tenían cachorros, gatitos, suaves juguetes. Pero fue la esperanza de la impotencia de la semilla que se llama, algo vulnerable a cuidar. El deseo de proteger, de estar allí, era fuerte, como no podía ser de mi hermano, Christopher, cuando me dejaron solo en la casa de los niños; para mi hermana, Lesley, fuera de peligro, pensé, con su padre, o Caron, a quien mi madre abandonaría mientras ella buscaba nuevos hombres, nuevos sexo, la emoción.

Parcela 29 pertenece a María de la Madera, que ha compartido con mi amigo Howard Sooley y a mí desde 2009, cuando No, su marido, murió. No porque ella no podía hacer frente al espacio (ella es un talentoso jardinero), sino porque se produce más comida, ella dice, de los que puede comer. María está mal en el momento. Como sus niveles de energía se han reducido, las malas hierbas, el salvaje, han presionado, estrangulamiento de la trama. Yo estoy aquí para despejar su abono verde. Narcotised las abejas están en todas partes, aparentemente de una sobredosis de néctar. Caen apedreado a la tierra como la puedo borrar. Sycamore plántulas infestan la cama, el invierno de la acelga está quemado, un metro de altura, amenazante ortigas más alto. Yo trabajo de forma rápida, scything, de limpieza, de restaurar el orden. Se siente importante ahora que María de la parcela no también sucumbió a los ataques.

Puedo borrar la cama, el trasplante de un par de vueltas cortas de seis pulgadas de acelgas, de sembrar otra de remolacha de la semilla. Corté pea palos para una fila en la parte inferior de la cama. Con poco tiempo para trabajar con nuestra parte de la trama, me sembrar capuchina en la frontera.

Mi huerto, en algunos aspectos de mi vida, comienza con este simple semilla. La mayoría de mis recuerdos comienzan en la edad de cinco años, tal vez porque hay fotos de entonces, tal vez porque casi todo lo que antes era un caos para ser pelada más tarde en el terapeuta de la silla y en conversaciones con miembros de mi “familia biológica” (un sly frase que nos han enseñado a decir en lugar de “real”), cuando me encontré con ellos muchos años más tarde. Quizá, simplemente, porque es donde la seguridad se inicia. Con Lilian y Dudley Drabble.

Hay una foto de mi hermano y a mí con Lilian chicos tan jóvenes. Christopher es lopsidedly sonriendo con orgullo la celebración de su nuevo jengibre gatito. Casi coincide con su cabello. Lilian se agachó con Tonka, su gato Siamés. Tengo mi brazo alrededor de ella, mirando un poco con recelo en la cámara. Los muchachos de la ropa son cómicamente grande. “No va a hacer crecer en ellos” grande, pero la ropa comprado, mientras que la intención de que los niños no son (nunca he estado). Éramos pequeños, para nuestra edad. Pero estos son ropa nueva para una nueva vida en nuestro nuevo hogar con nuestra nueva familia.

'Alan Jenkins’, right, and his brother, Christopher, not long after they have been fostered by Lilian Drabble, centre, 1959



‘Ropa nueva para una nueva vida’: cinco-año-viejo ‘Alan Jenkins’, a la derecha, y su hermano, Christopher, en 1959, con su nueva “madre” de Lilian Drabble, centro, en su primer día en su casa de acogida. Fotografía: © Allan Jenkins

Lilian y Dudley se casó en sus 40 años de edad. Se conocieron cuando ella cuidó a su padre moribundo. Demasiado viejos para tener hijos, que primero miró a adoptar una niña, pero se negó, tal vez a causa de la edad. Fue una pérdida de Lilian siempre se siente. Ella quería a alguien de su autoría, alguien a quien podía molde y hacer, que iba a usar vestidos.

Hay alguna manera siempre una tristeza que no podía calmar.

Mientras tanto, los Drabbles ofrece un respiro a los “daños” a los niños en su imagen de postal, la oficina de correos de Dartmoor. Christopher y yo pasamos un fin de semana allí, el rodaje de arcos y flechas, aprender a decir por favor y gracias (éramos “guturales” Dudley más tarde serían la delicia en la que me decía).

Plymouth los hogares de los niños eran salvajes, a continuación,. Gruñendo paquetes de olfatear los miedos, las lágrimas, la sangre. No siempre, sólo a los niños. Hemos aprendido una lección acerca de la casta aquí. En primer lugar, por supuesto, no fueron los Brahmanes: la Famosa “Cinco” familias con sus normales “mamá y papá” (pequeñas palabras que todavía pueden, ocasionalmente, para evocar los agujeros negros de la infelicidad). El adoptados fueron los elegidos, en su mayoría niños, de los más fértiles subclase tomadas por la infértiles de la clase media. El indigno ser dignos, si se quiere, un cambio en la situación casi imposible de imaginar, de una libertad condicional del purgatorio.

Las familias de acogida se corrales – un cribado de, cambio, cerca de-vida familiar dedicado a esperar. Aquí nos gustaría practicar el ser agradecidos y amorosos, que viven bajo el temor o la esperanza o de la amenaza de los golpes en la puerta. Un temor a la visita de la trabajadora social, que puede pasar a lo largo de, alrededor de, o de la espalda.

Nasturtiums from Plot 29



‘Estoy creciendo todavía, este rebelde, llamativa flor: capuchinas de la parcela 29. Fotografía: Howard Sooley

En la parte inferior, por supuesto, el intocable unlovables. El roto de los niños en el cuidado con la marca de Caín, los que nadie quiere. Mi hermano Christopher.

De atención residencial operado como los perros de las casas abandonadas las mascotas encerradas hasta que alguien, cualquiera, podría tomar de ellos. Recuerdo los días de mi cabello estaba especialmente cepillado. Me dijeron que para sonreír, debido a que los nuevos padres pueden ver me, heal me, love me, take me fuera de las manos de la ciudad. No es una habilidad, se puede ver, para ser adorable: un esponjoso, en buen estado de Disney perro, con ganas de participar, con un meneando la cola. Christopher no supieron o no quisieron aprender. Las personas estaban nerviosos de su tic nervioso. Su rostro se arrugó, su boca torcida. Él se había detenido. El runt de la basura, tal vez con un sutil toque de molestia de venir. A pesar de las apariencias pueden ser engañosas.

Yo estaba re pero deseosos de Christopher hasta que me devolvió a la caja, sólo otro ingrato, indignos niño. Hasta los días de Lilian y Dudley Drabble, su casa en Devon río, un gatito, un gato y un paquete mágico de capuchina de la semilla.

Estoy creciendo todavía, este rebelde, llamativas flores. Es propenso a la infestación, la primera caída en el hielo, pero mi jardinería está saturado de recuerdos emocionales, como con la música y el amor. Así que sembrar capuchinas porque están enredados como la enredadera con los pensamientos del chico que estaba, el chico que se convirtió, el hermano que perdió, tal vez el padre nunca voy a saber. Y me sembrar judías para María, porque No, su difunto marido, creció ellos. María también me ofreció un hogar, un lugar para crecer cuando yo no tenía uno.

Más adelante en la semana, me encuentro con Howard a revolver biodinámica de estiércol de vaca a mano en agua durante una hora. Desde el principio de trabajo de la adjudicación elegimos trabajar de esta forma, inspirada en Jane Scotter de Helecho Verrow granja en Herefordshire, el mejor productor sabemos. En la mayoría de las áreas de mi vida que calcular cuidadosamente el riesgo y la recompensa, el trabajo dentro de los presupuestos ajustados y competencias. Aquí, es diferente; orgánica de las plantas crecen, los zorros son libres, flores de propagación, los niños corren alrededor. Como un adolescente he sido expulsado de la clase de confirmación para ser incapaz de comprar en la iglesia, la resurrección y milagros, pero desde entonces he aprendido a suspender mi incredulidad. Un periodista, yo deje de hacer preguntas y tratar de escuchar. Seguimos un lunar calendario de siembra y evitar invasivo de control de plagas. Creemos que nuestros cultivos durar más tiempo, mejor sabor – el cohete es más caliente, la remolacha y el más dulce, el alazán más agria. Trabaja para nosotros. Nos sentimos más conectados a la tierra. Nos conviene y el espacio.

The Jenkins brothers, Devon, 1959



El Jenkins hermanos, Devon, 1959. Fotografía: © Allan Jenkins

Sin éxito temprano en el crecimiento como un niño, supongo, yo no lo podría estar haciendo ahora. Era la primera vez que como un niño pensé que podría ser talentoso en algo. En el sur de Devon, Dudley le dio a Christopher y a mí dos de bolsillo del tamaño de los parches de jardín y dos paquetes de semillas. Christopher había Africano flores de cempasúchil (tagetes): naranja brillante, alegre, de las cosas de templo guirnaldas. Me entregaron flores de capuchina: caótico cascadas de rojos, naranjas y amarillos (Papá le gustaba colores brillantes), que pronto se desbordó. Alcaparras en forma de cabezas de la semilla iba a secar en el sol. Me sorprendió (aún lo estoy) que tanta vida puede venir de un pequeño paquete.

Julio
Verano para mí está saturado en las primeras memorias de las Garzas Llegar a la casa en la orilla del río que Lilian y Dudley comprado para llevar a los niños. Cuando hablo de esos días, de mi vida, es a menudo de “el niño” (o los niños) y lo que le sucedió a él (o ellos). Yo rara vez uso yo o nosotros.

Se podría hacer con la confusión o la creación de una protección de distancia. Yo aviso a otras personas con un fondo similar a hacer lo mismo. Se podría hacer con la eliminación de la identidad, como el etéreo adder pieles solía encontrar en la Aveton Gifford cementerio. Podría ser acerca de los nombres. Mamá y a mi Papá no le gusta el nombre de Alan, por lo que rápidamente eligió para que me llame Pedro, mi segundo nombre, en su lugar. Y después de un período de prueba – me debe haber pasado una prueba de que se me había dado Drabble (Christopher resistió y se pegan con Jenkins, un cisma entre nosotros). Ahora que estábamos a salvo, pensaron que podría ser separados de forma segura.

Miedo infantil de la ciudad de Alan Jenkins fue desvaneciendo, al menos por ahora. Ojos brillantes, pelo rubio niño de pueblo Pedro Drabble fue “cocooning”, de haber nacido.

1959 la escuela de La aldea de prueba para la TUBERCULOSIS ha alarmado a Mamá y a Papá y a mí. Mi brazo izquierdo está muy hinchada, con estrías rojas que se extienden hacia abajo. Y el médico piensa que yo soy “raquíticas”. Christopher está bien, que sólo significa más misterio. ¿Dónde estaba yo? ¿Dónde estaba? La primera pista que tal vez no había sido siempre juntos. Pero, ¿por qué nuestra amnesia?

El raquitismo. Un Dickensian mundo lejos de la vida de familia, los Drabbles han ido construyendo. Sin la vitamina D y ahora estoy conmovido por la TUBERCULOSIS. Letras mayúsculas mandato general de falta de atención. Para los próximos 10 años he anual de rayos x, en busca de lesiones. Mi hundido el pecho presionado contra el frío metal, de pie sobre las puntas de los dedos en un cuadro, el esfuerzo de la barbilla en la parte superior. Mi pasado incubar? Tendría que volver a molestarme? Tengo una cucharada grande de aceite de hígado de bacalao cada mañana, estremeciéndose como esclusas de abajo. También tengo una memoria de haber sido dado de hígado crudo, pero esta puede ser la elaboración o invención, una de las fallas más comunes para los niños como yo.

Tenemos nuestro propio dormitorio, en nuestra propia cama. Pero el verdadero signo de la casa es nuestra batas. Para ser usado viendo la TELEVISIÓN o después de un domingo por la noche de baño, brillante para la nueva escuela de la semana, en la planta baja de un besito de las buenas noches, las nuestras son de lana marrón, liso con un borde corriente. Mi cable es de color azul y blanco, de Chris es de color rojo y blanco como el de un barbero del polo, los colores del Manchester United, su equipo de fútbol favorito. Local Plymouth Argyll perder demasiado a menudo para su gusto.

23 de julio de
Por supuesto, ahora estoy preocupado por las calabazas y calabacines en la ola de calor. El clima ha sido hornear durante días, así que estoy de vuelta en el primer autobús que hoy, con cara de sueño-los ojos de los trabajadores de correos. Es brillante, el inicio de un tal vez de 30 grados día, pero hay frío en las primeras horas de la mañana de aire, la primera espectral zarcillo de otoño. La trama se necesita agua y puedo volver a casa antes del desayuno. Una pesada ola de sweet pea me golpea como puedo pasar la esquina de la parcela. Las bayas están pasando ahora. El otoño no será larga. María del frijol ayocote wigwam está salpicado de flores y las alubias están rompiendo. Estoy más preocupado por las fronteras. La enredadera es rastrero su camino en la fresa de la cama y la alheña es ser atados a la tierra como Gulliver, deportivos parasitarias flores. Agarro un puñado de frijoles. Me ha picado de nuevo y estoy empezando a cero. Me sumerja la calabaza de la cama, sonriendo en el nuevo crecimiento. El riego puede ser la mejor sensación en la jardinería. Por 7am estoy de vuelta en el autobús, fresco. Necesito el desayuno y un baño.

1965 Hay una foto de mí en mi último año de escuela primaria. Estoy sentado recto, pelo rubio bien peinado, mirando a la cámara, superior sonrisa en mi cara. Puro Midwich Cuco, pura Pedro Drabble. La operación de rescate aparece completa. Como nuestro río de la cabaña, me ha sido reconstruido en algo más inteligente. Ido por ahora el interrogatorio a los ojos, para ser reemplazados con arrogante confianza. Yo soy la cabeza de chico en mi pequeña Iglesia de Inglaterra de la escuela, una guirnalda de flores en el chorro de san valentín y el 11-plus. La gramática de la escuela es la siguiente. También hay, sin embargo, una inquietud acerca de mi último año allí. Una chica de la finca es humillado en clase. Ella hace el verano, cielo amarillo, el campo de trigo de color azul. Me gusta la pintura de la audacia, su originalidad, pero el maestro humilla, juguetes con ella como un gato mostrando los gatitos como torturar a los ratones. Se nos ha enseñado acerca de más de inglés y matemáticas. Esta es una lección en clase, acerca de quiénes son sus padres.

Christopher se está convirtiendo en crueller. La presa crece para ser el cazador; el agresor, en lugar de los abusados. Es simple, el de la psicología. Los Drabbles que han retirado su favor. Su dolor tiene que ser desplazados. Él se vuelve a disparar al azar aves y conejos; romper las alas, la fractura de las patas. Él envía en los perros. Él se convierte en Mamá y Papá, los gruñidos de su ira. Él se convierte en mí. Estoy cegado por otras lealtades, demasiado joven y estúpido para ver. Él crece como una lucha, mi hermano; es más de una fuerza en la escuela (a veces me he motivos para estar agradecidos). Cristóbal ya está en la escuela secundaria de Kingsbridge, el mercado local de la ciudad, el aprendizaje de la maldición, la potencia de rociado palabras a su alrededor como el coño y follar y chocho. Él es un Jenkins, que se ejecuta con una más dura de la ciudad multitud, soy un Drabble, todavía atada a mi pueblo principal. Al momento de llegar a Kingsbridge, la gramática y las escuelas secundarias se han fusionado, la nueva y completa de las clases de streaming. Estoy en el punto 1.1, año uno, de nivel superior, Christopher en 2.5. Nuestro deriva aparte es oficial, como si no fuéramos hermanos. Lo que tenemos es casi invisible.

1968 se decidió que yo debería ir a un internado de la escuela. Plymouth niños del departamento de pagar y habrá una beca. La escuela de embarque y el ejército se presentan como Mamá y Papá sólo opciones para nuestro futuro. Me gusta la idea en primer lugar. Suena como una aventura. Soy bueno en la gente y lugares nuevos. He práctica. Christopher se declara a permanecer en la escuela agrícola de la universidad, sus calificaciones han mejorado cada año. Él ama a nuestro vecino de la granja y la agricultura, se cavó profundamente en el pueblo. Él pertenece aquí como nadie. Soy demasiado inteligente-con la boca abierta, demasiado extraño, Lilian y Dudley demasiado stand de pescado. Pero Papá es insistente. Christopher está lleno temprano para el ejército. Él nunca va a perdonar ni olvidar de ellos y yo no estoy seguro de hacer. En el verano del ’68, como el resto del mundo parece cambiar, nuestra familia fracturas. Es repentino y salvaje, el cambio.

Chicory from plot 29



La achicoria de parcela 29. Fotografía: Howard Sooley

5 de agosto, a las 7.30 am
Una temprana día de la semana visita a la adjudicación. Tengo una camisa en el cobertizo para riego y control de malezas, en caso de tener una reunión primero y no quiero usar el barro. Estoy aquí para sembrar, es más fácil en el aire de la mañana. Yo cortar palos y cuerdas, dan la cama de otro azada. Habrá filas cortas, algunas con María de semillas y un par de cavolo nero, lechuga, mostaza roja y rúcula. Un mirlo pone la banda sonora y un robin me mantiene la empresa. Un par de pies de distancia, palomas colgar en el árbol esqueleto como buitres a la espera de algo para morir. Dentro de una hora o así que la siembra se realiza. I de agua. El pronóstico es de lluvia pero no puedo resistir a remojo el resto de la parcela. Los frijoles y la calabaza son codiciosos y me relaja antes de que el autobús para ir a trabajar (no hay tiempo para caminar ahora). María tendrá sus hojas en otoño. Me pasear, reacios a dejar. El maíz se ve como si está listo para comer, las mazorcas son de grasa, pero van a tener que esperar hasta que Howard está de vuelta. Un joven gato negro, sin cuello, pasa por nerviosamente.

De 1968 a Todo cambio. No podemos encontrar a su madre, pero hemos encontrado a tu hermana, Lesley, y su padre, el trabajador de atención me dice (este uso de “cuidado” en “los niños en cuidado de” un estilo de Goebbels mentira). Las cosas están a la deriva peligrosamente en casa, Christopher es infeliz en el ejército. Yo estoy en el internado. Papá ha vendido Garzas Llegar a Lilian sobrino, que quiere un agujero de perno de Kuwait. Pasado el río, pasado el campo, roto el sentido de la seguridad. Dudley es limpiar la mesa.

Estoy deseando saber más acerca de Alan Jenkins. Mamá y Papá son, probablemente, resentido, a pesar de que nunca lo dijo. Es como si se trata de una cuestión de buenos modales y la ingratitud, no de identidad. Pidiendo que se desanima en todo el sistema. Es un error, el “derecho a saber”. Estoy buscando un plan de escape. Si una puerta se cierra, puede abrir otro? Pero si Lilian y Dudley no nos quieren, ¿por qué iba alguien?

‘Peter Drabble', in his final year at primary school.



‘Pedro Drabble”, en su último año en la escuela primaria. Fotografía: © Allan Jenkins

Una foto de la tira llega a la escuela de un skinhead girl sonriendo a la cámara. Yo poro sobre él. Puedo ver una semejanza? Será mi primera vez (Christopher y yo nunca son iguales en apariencia o el temperamento, aunque estrechamente ligados, como el maíz). La mayoría de las familias comparten los mismos ojos, la sonrisa, la misma boca. Nadan en un mar de reconocimiento, seguros de donde pertenecen. Creo que siempre he estado buscando un rostro que podría estar conectado a mí.

Mi hermana y yo exchange emocionado mensajes. Lesley escribe de su vida en Basildon, una nueva ciudad en el condado de Essex, con su – “nuestro” – dad. Presumo de mi pija Devon de la escuela. No puedo hablar de ello en casa, las ruedas están saliendo. Pero me pino para Lesley las cartas, como el amor adolescente. Siempre he querido una hermana, alguien suave. Tal vez encontrar un papá es menos importante porque Dudley ha llenado ese espacio. Una madre, sin embargo, es diferente, un primigenio de extracción. No es culpa de nadie, simplemente es. Tal vez, a medida que más y más hombres, Lilian aún llora la niña que nunca tuvo.

Me preocupo por eso que ella no es más cariñoso. Besos, rápido mimos son para cuando estoy enfermo. Tuve que se adivinaba desde el principio que era porque ella era demasiado delgada, sus pechos no podía llevar suficiente de productos químicos para el amor. Otro de los chicos de las madres son más curvas, más táctil, lo invitamos a participar, comer, sentarse en el mismo sofá como de sus hijos. Soy la envidia de los amigos que se llevan a cabo. Ha sido un largo tiempo. Estoy en la necesidad de ser madre.

No hay, sin embargo, una madre que se encuentran, el trabajador de cuidado, dice. Por ahora, una hermana y un padre va a hacer. Cartas que se intercambian entre nuestros gemelos mundos alienígenas. Lesley la escritura, cuidada y redondeado, a veces viene en tinta verde.

potatoes


1987 estoy en la necesidad de un certificado de nacimiento para un nuevo pasaporte, pero parece que no existen. Alan Jenkins nació en mi cumpleaños no es para ser encontrado. Estoy confundido, así que pregunte en las consultas de escritorio. La búsqueda de la adopción de registro, el hombre dice que, si no estás ahí, su fecha de nacimiento es incorrecta. La mayor parte de mi vida me han llevado a la comprensión de la casta, que a pesar de que había cambiado mi nombre, había jugado a nuestros padres, los Drabbles no nos adopte. Yo nunca estaba seguro de por qué no habíamos hecho el grado. Yo estaba orgulloso de tener la marca de la crianza del niño, pero la adopción es otro nivel de pertenencia, gossamer cerca de nunca tener que preocuparse de ser enviado de vuelta, ya no precaria. Una familia propia. Un lugar para quedarse.

La búsqueda de la aprobación de registro. Y de inmediato es en blanco y negro. Todo este tiempo, mi historia mouldering, combustión lenta, en esta sala de Londres. Alan Jenkins del certificado. Adoptado por Leslie Ray Jenkins, dice, a los 12 meses de edad. Yo estoy perdido. Yo quería un pasaporte, un largo recorrido de vacaciones, no la tela de lo que soy a mentir raída en mi hora de almuerzo.

El siguiente paso es lógico, pero no sé si estoy listo. Debo volver con alguien?

De vuelta al registro de nacimiento. Y aquí es Allan Pedro Beale, nacido 15.01.1954, con la nota: “Ver a la adopción de registro”. Me. Como un bebé. Un guión escrito en la página para que el nombre del padre. Desconocido. Yo sabía que había sido Alan Jenkins, Peter Jenkins, Pedro Drabble, luego de vuelta otra vez, el escudo como originalmente de corte. De vuelta a donde había comenzado. O por lo que había entendido. Pero ahora hay otro avatar. Bebé hijo de puta Allan con dos l. Nacido Beale. Yo el fin de los certificados, de regreso a la oficina confundido, eufórico, enojado. Tal vez también aliviado. El tipo de cuerdas que han sido el fundamento de mí nuevamente están desgastados.

El 16 de agosto
La trama se ve cubierto de maleza, no han sido semanas de sol y duchas. He tenido el orgullo de su producción, su alto crecimiento de verano, pero es mate, como una larga perro de pelo que ha estado rodando en el fango. Se necesita trabajar con las tijeras de podar, una limpieza escrupulosa. Estoy lejos próximo fin de semana. Luego será el 31 de agosto, el último día de verano. El otoño está a sólo días de distancia, “otoño”, en inglés antiguo, para el otoño del año y las hojas. Los pasos para la nave está llena de bellotas, señalando el comienzo de la escuela de invierno plazo. Jeffrey las dalias son como platos. Hay un cúmulo de grasa moras por el compost. Las señales están por todas partes. Supongo que he estado distraído. María de judías verdes se están ejecutando para la semilla. Espero que le vaya a comer. Puedo elegir el nuestro, por supuesto, y las hojas de lechuga para el almuerzo del domingo, capuchinas de la mesa de la cocina.

Peter Jenkins at Glastonbury aged 17



“Soy demasiado inteligente-con la boca abierta, demasiado extraño…’: ‘Peter Jenkins en Glastonbury, de 17 años de edad. Fotografía: © Allan Jenkins

29 de agosto de
La caja ha llegado de Plymouth. Lo pedí hace un par de semanas, una libertad-de-solicitud de información para mis registros – 10 años en la ciudad de la atención. Necesito saber más datos, para tamizar la realidad de la incierta memoria. Tengo que cavar más allá de las caléndulas y aquí está. Una simple caja de cartón en un simple paquete, con matasellos de mi pasado. Aspecto inofensivo. Inocente, aunque debería venir con peligro de cinta. Advertencia! Contiene la memoria de la nitroglicerina. Yo garganta en mi fotocopia de la historia en la primera, el cuento de “dos ágil amiguitos, orgullosa de ser hermanos”.

Un solo espacio, hay cientos de páginas. La escritura es de 360 grados: los informes de los funcionarios de bienestar, cuidado de la casa de los trabajadores, los maestros, los médicos y los informes y cartas que yo deseo que yo no había leído de Dudley, mi padre adoptivo.

Llegué a la guardería del departamento de atención de cuatro años, dice. Mi familia es “bien conocido”. Un hospital se había negado a mí una amigdalectomía porque tenía sarna y el herpes. Ellos estaban preocupados acerca de la infección. Ahora por lo que yo había conocido tenía raquitismo y la historia con la tuberculosis, pero aquí se encuentran inquietante capas de mugre, como enraizamiento a través de un del hombre muerto pertenencias, el cuerpo dormido solo durante años.

La sarna, herpes, raquitismo, TUBERCULOSIS. Jackpot. Una bonanza, ganar una lotería para los no amados.

Christopher había sido operado de una hernia. Él estaba nervioso, retirado, los registros dicen. Él era muy pequeño para su edad.

Los informes son novelesca, irreal, casi insoportable. El primer cuidado de la casa trabajador informes que “no había tenido un profundo apego por nadie. Nunca hubo un murmullo de los chicos de ‘nostalgia’ o algo así”. No puedo dejar de preguntarme por qué. Yo no puedo dejar de leer mi historia. Es un cuento de hadas de otro mundo, en otro tiempo, pasando a otro niño. Quiénes son estos chicos? Es Allan/Alan/Pedro realmente de mí? ¿Cómo Christopher sobrevivir? Es una buena noticia. Como una droga adictiva. Convincente como el café. Hasta que de repente ansioso, he tomado una sobredosis. Agotado, por fin me voy a la cama. Es tarde. Mi esposa mira preocupada.

7 de Marzo de
El fin de semana de sol ya es más fuerte. Hoy está cerca de 15C. La trama está llamando. Es realmente demasiado pronto para sembrar demasiado, pero es el momento de ordenar la semilla. Yo raíz alrededor de la casa, recogiendo los paquetes de bolsas y cajas y latas. Me acosté en el piso, agrupados en las hierbas y las ensaladas, las verduras de raíz, frutas, flores, rizadas y acelgas. Esto puede ser útil más tarde. Algunos que tal vez debería tirar pero yo voy a dar una oportunidad, como alguien una vez me dio (y sí, sé que suena). En el sitio, la inconclusa el estanque está lleno de ranas. Los machos son ruidosos, hiperactiva, las hembras abrumado. I caminata un poco más cubos de agua a la laguna. Me siento en el sol, viendo las abejas, incluso las mariposas. Las colmenas están vivos. Puedo sembrar más ajo. Yo estaba en una fila de rábanos. Nunca se sabe.

Allan Jenkins at work on plot 29



Allan Jenkins en el trabajo en la parcela 29. Fotografía: Howard Sooley

18 de Marzo de
Estoy en Barnardo en el este de Londres la lectura de mis registros – el lenguaje familiar, el tono familiar, el familiar jugadores: estoy siendo para la adopción, las notas que decir. Sheila tiene 19 años, embarazada por tercera vez. Ella tuvo un aborto espontáneo a las 17. Christopher a las 18. Voy a ser la siguiente. [Sheila padres] Billy y Doris han tenido suficiente por lo que le ha traído aquí. Sheila se describe como “medio construir, a mediados de pelo marrón, ojos marrones aburrido y suprimida en presencia de M. Gd-fa [abuelo materno: Billy], quien era brusco con ella”. Ella ha sido visto por la doctora Matheson del departamento de salud mental de que “no tuvieron en cuenta su certificable como un retrasado mental”, a pesar de que mi tía-abuela, Marina Beale, “es en el cuidado de la Real Condados del Oeste Institución Mental”. Pobre mujer, quien era ella.

Los registros señalan que mis abuelos son personas respetables y de su casa se llena de gente. Cuatro de mis tíos viven en una sola habitación, de 11 a 17. Christopher es allí también, en una cuna. Se dice que ellos están dedicados a él. Mi madre no estará permitido para traerme de vuelta de la casa de maternidad. Algo debe hacerse rápidamente, mi abuela dice. Sheila “carácter” y “moral” son reportados a ser “débil”. Me siento como un intruso. Estamos aquí en el pasado, antes del comienzo. El comienzo de mi vida en un solo espacio tipo.

12.02.1954. Cuatro semanas de edad:
Dr Barnardo Casas: Nacional Constituida la Asociación. Las Oficinas de la cabeza 1-26, Stepney Calzada de Londres, E1 [seis peniques de cupones]

Yo Sheila Irene Beale de 57, Grassendale Avenue, Swilly, Plymouth ser la madre de Allan Pedro Beale por medio de la presente de acuerdo con la Asociación:
para el niño que entra en el cuidado del Dr. Barnardo Hogares y para el niño criado por la Asociación en cualquiera de sus sucursales, o en cualquiera de sus embarque-casas en las Islas Británicas;
al niño a ser educado en la fe Protestante;
para la Asociación, sin más consulta, la adopción de estas medidas respecto del niño como puede ser que se considere necesario en interés del niño;
a la Asociación de colocar al niño cuando lo considere apropiado en que la ocupación que se considera mejor para el niño;
para cumplir con las normas de la Asociación, y a cooperar con sus oficiales en sus esfuerzos en favor del niño;
para recibir al niño a mi cuidado si en cualquier momento se le solicite hacerlo.
Con fecha de este viernes día 12 de febrero de 1954 Firma y dirección SI Beale 57 Grassendale Ave Swilly Firmas y direcciones de dos testigos [editado]

Cuatro semanas de edad y el derecho a elegir mi ocupación está en la lista? Rompo todo en trozos tamaño bocado: la foto de mi Barnardo casa con cochecitos de fuera, los detalles de mi habitación de la madre. Ray es en la escena de ahora, se va a casar. Él va a llevar a mi hermano, pero yo soy demasiado pedir. Mi abuela me describe como un “hermoso bebé – mucho mejor que Christopher cuando nació”. Las comparaciones de comenzar. Hay otra nota de Billy rogando por la velocidad, sino que Barnardo todavía no tiene espacio. Se puede tomar de tres meses. Tiempo suficiente para ser amamantados, el tiempo suficiente para bond. Las notas pedir lo que voy a ser destetados en cuando el escolta llega a mí. Pero más noticia de espera, inocente como un gatito, municiones sin detonar en ocho puntos.

Hay un nombre en donde se solicita padre:

FRANCIS O’TOOLE, DE 22 AÑOS,
LÍDER DE COCINAR EN EL HMS SEÑUELO.

Por supuesto, nunca he oído hablar de él. Estoy preparado. Se siente bien y el mal.

Su corta historia está escrita aquí: ha habido “mala conducta, a la intimidad”, una oferta de matrimonio, posteriormente retirada. Billy había pedido a la marina de guerra de la presión, pero él desapareció. Hasta ahora. Es que, finalmente, él, el hombre que me hizo, o es una leyenda para Barnardo para hacer mi adopción más agradable? He encontrado a la única persona que no estaba buscando? Es la brecha demasiado real para sentir? Os dejo con mis notas ordenadas en un elástico de archivo.

Parcela 29 por Allan Jenkins se publica por Cuarto poder (£14.99). Para ordenar una copia por £11.24 ir a bookshop.theguardian.com o llame 0330 333 6846. Reino unido libre de p&p de más de £10, pedidos en internet. Pedidos por teléfono min de p&p de £1.99

JARDINERO COSTA DEL SOL JARDINERÍA COSTA DEL SOL

Please follow and like us:
Follow by Email
Facebook
Facebook
Google+
Google+
https://www.jardineromarbella.com/allan-jenkinss-plot-29-gardening-has-been-my-therapy-the-guardian/
YouTube
Instagram
Pinterest
LinkedIn
RSS
SHARE
العربية简体中文EnglishFrançaisDeutschItaliano日本語मराठीPortuguêsРусскийEspañol
Follow by Email
Facebook
Facebook
Google+
Google+
https://www.jardineromarbella.com/allan-jenkinss-plot-29-gardening-has-been-my-therapy-the-guardian
YouTube
Instagram
Pinterest
LinkedIn
RSS
SHARE